domingo, 13 de septiembre de 2009

Septiembre

Tarde azul y verde de septiembre. Bellísima tarde de septiembre. Nada más lindo que pasar las horas, charlando de todo y de nada, con gente querida. Emocionarse. Sentir que la vida nos crece adentro , cuando en cada segundo reconocemos que es un regalo que se ofrece para disfrutarlo, para celebrarlo.
Septiembre es un mes de pérdidas personales. Desde niña lo fue y , al principio, lo vivía con muchísima nostalgia. Ya no. Aprendí que también septiembre es un mes donde se renace, como en los otros, pero con más ganas y más fuerzas. Es un tiempo de reencuentros, de nuevas flores, de recuperar el camino que teníamos pensado y que dejamos de lado por creer que no lo merecíamos. "La vida es una tremenda esperanza abierta frente a los ojos" como canta doña Teresa Parodi.
Hoy tengo ese optimismo estúpido que muchas veces vuelve a mí y tantas otras, se escapa como volando, acompañando sueños que no pudieron ser.
Hoy creo que puedo, porque mis hijos están bien, porque tengo la vida y , como siempre, pero más, necesito honrarla.




(La foto es del verano, pero vale para dar una idea de cuál es el principal motivo en esta vida mía...)

10 comentarios:

María Evangelina Trabucco dijo...

Septiembre tiene eso del olor en el aire... Es de renacimiento y de savia que se despierta en el cuerpo, de mañana tempranito y trabajos por empezar.
Abrazos (y no haga caso a maliciosos, su blog es interesantísimo y aporta mucho... hace pensar) (no todos toleran eso) (y algunos jamás perdonan que los hayan hecho pensar).

Besos y abrazos!

Dosto dijo...

No puedo dejar de escuchar Honrar la Vida, sin acordarme de vos...
Besotes!!!

Gaby dijo...

Gracias,Vange...ya sabemos que los maliciosos están siempre...lo que nunca terminé de comprender es para qué van a donde no les gusta. Pero bueh, mejor sigamos con el renacer y el color y el olor de la vida que es mucho más placentero!
Abrazote! (será hasta el próximo encuentro en la feria del libro?????)

Lu...vos me conocés de hace rato...Es más, estaba por postearla junto con esto!
Besote!!! ( No te imaginás lo lindas ,aunque secas, que están las sierras cordobesas!)

nélida dijo...

Septiembre es renacer,
recuperar los sueños,
florecer,
amar como bien decís con más fuerza
y saber que los hijos son solcitos
cotidianos, aunque alguna nube se nos cruce de vez en cuando entre ellos y nosotros.
Hermoso post, me encantó
Besitos

Antonio dijo...

Las cosas "sencillas" se enfrascan en pequeños recipientes de acero... cursileria de por medio diré que tanto el temple, constancia, perseverancia y tolerancia son constantes que balancean la ecuación de una vida plagada de azotes....el perdón no esta incluido,jamás se debe perdonar a los que te escupen!..

Gaby dijo...

neli, esos solcitos me dan la fuerza que a veces me falta ( a pesar de que tengo mucha, según dicen).lo más lindo que me pasó y me pasa en mi vida...Gracias por estar!

Antonio: la cursilería es un condimento esencial de la vida cotidiana. Tanto intelectualismo cuidado la transforma en algo tan "más allá" de todo y de todos que deja de valer la pena o la alegría!
De todo lo que decís, coincido bastante...pero debo reconocer que mi vida plagadísima de azotes lo que menos me dejó es tolerancia!!!!!! Y soy jodida, qué le voy a hacer!

silvi dijo...

Honrar la vida es deber, obligación, necesidad pero bajo cualquier pretexto hay que celebrarla. Todos, pero más vos que pasaste tantas.
Abrazo

Gaby dijo...

silvi, creo que todos tenemos nuestra propia carga, sólo que algunos la podemos superar y objetivar...De cualquier modo, por lo menos para mí, la vida es un regalo que, la mayoría de las veces, no se valora hasta tanto se está a punto de perderla.Hay que celebrarla todos los días, en cada nuevo pequeño gesto.
Te quiero mucho!

Roberto Cantalapiedra dijo...

A mí en Septiembre me agarra el renacimiento. En octubre el barroco y en noviembre el arte Pop... pero en septiembre el renacimiento

Gaby dijo...

robertito, lo suyo es el surrealismo, qué me viene a hablar de antigüedades...usted es vanguardista y de los europeos!